tipo de desinfectante limplas

Todo lo que necesitas saber sobre los tipos de desinfectante

La limpieza forma parte de nuestro día a día y muchas veces es el causante de muchos problemas, ya sea en nuestro hogar como en nuestro negocio.

En Limplas, te ofrecemos todo tipo de envases para diferentes productos de limpieza.

¿Quieres saber cuándo utilizar cada desinfectante de limpieza? Sigue leyendo y, ¡descúbrelo!

¿Cómo desinfectar correctamente tu hogar o negocio?

Si usas un producto que contenga jabón o detergente ya reduce la cantidad de gérmenes en las superficies, aunque los desinfectantes tienen mayor efectividad.

Limpiar las superficies que tienen más contacto, como pueden ser las mesas, los interruptores o trapos, es una forma de disminuir la cantidad de bacterias.

Según la superficie que quieras desinfectar te damos algunos consejos.

Diferentes desinfectantes que te ayudarán

Los productos más empleados y efectivos en el entorno de la limpieza son principalmente, la lejía, el amoniaco y el salfumán.

Estos tres son reconocidos por su composición química, su penetrante olor y su capacidad de matar los gérmenes.

La lejía es conocida por su gran efectividad en suelos, muebles, encimeras y, sobre todo, baños. Además de su talento para blanquear y sacar manchas en ropas blancas.

Asimismo es una composición que se consigue a partir de una disolución de cloruro de sodio.

En segundo lugar, el amoníaco es conocido mayormente por su capacidad de limpieza junto al agua. Ayuda a limpiar armarios, cristales, encimeras o alfombras.

Parte de la base de ser un compuesto químico, nombrado hidróxido de amonio.

Y por último, el desinfectante salfumán es especialmente conocido como desincrustante para suprimir restas de grasa y óxido. 

Se debe ir con cuidado con este producto porque puede llegar a ser muy corrosivo, sobre todo, para productos opcionales para empresas, pero los productos que contienen salfumán para hogares también pueden ser corrosivos.

Envase de plástico


¿Cuáles son los errores de limpieza que solemos cometer?

Como error principal normalmente rellenamos envases que han estado usados por otros productos, esto puede resultar ser muy perjudicial tanto para el producto, como para el envase, como para su efectividad.

El hecho de emplearlo en sitios pequeños y sin ventilación, puede tener muchas consecuencias tanto con las personas y animales que entren en la sala, como la propia acción del producto.

No lavarse las manos entre la utilización entre los diferentes productos puede resultar corrosivo y puede perjudicar y aumentar los gérmenes.

El almacenaje debe ser exclusivo y estar controlado, porque si por ejemplo está almacenado en el mismo lugar que la comida, puede condicionar al estado del alimento y puede perjudicar a la salud de las personas que consuman ese producto.

Y también puede afectar si se está comiendo o fumando mientras se utilizan los productos.

Por todos estos motivos, en Limplas te ofrecemos los mejores envases para tu seguridad y la de tus familiares, amigos o compañeros.

Los envases para desinfectantes de Limplas

Con nuestros envases de plástico te garantizamos seguridad, tanto tu seguridad como la del producto que se encuentra en el interior.

Te ofrecemos envases de todo tipo, independientemente del tamaño o el formato.

Además, te facilitamos su uso gracias a los dosificadores de Limplas.

Incluso te ofrecemos nuestro hidrogel para superficies, que te ayudará a mantener lejos los gérmenes, tanto de tu hogar como de tu negocio.

Si tienes alguna duda, puedes contactar con nosotros y estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba